Los miembros del sindicato Oracle Team USA, levantan la Jarra este miércoles. | Gilles Martin Raget

Los miembros del sindicato Oracle Team USA, levantan la Jarra este miércoles. | Gilles Martin Raget

Alberto Mas

Actualizado Viernes, 27 de septiembre de 2013 09:18

Y la tripulación de James Sptihill culminó una de las mayores gestas de la historia del deporte. Hace justo una semana, el Oracle Team USA estaba desahuciado, a punto de perder el santo grial del mar que conquistó en aguas de Valencia en 2010. Acababa de caer derrotado por octava ocasión y el poderoso Team New Zealand, intratable hasta entonces, sólo necesitaba una victoria más para llevarse la Copa América a Auckland. Pero el aguamanil de plata permanecerá en Estados Unidos, en poder del magnate Larry Ellison, creador de esta radical edición. Sin poder escapar del borde del abismo, el sindicato del Golden Gate Yacht Club ha ido remontando prodigiosamente, salvando hasta siete match balls, y este miércoles logró el noveno triunfo, el definitivo, en una manga que se jugaba a muerte súbita. La batalla más espectacular en 162 años de historia de la regata.

Un magnífico viento de entre 20,5 y 21,5 nudos de intensidad se asomó por la bahía de San Francisco para asistir a la decimonovena y última manga de la 34ª Copa América. Tras jugar sus bazas tácticas en la presalida ambos barcos abandonaron la línea de salida casi al mismo tiempo y a velocidades similares, aunque el Team New Zealand de Dean Barker lo hacía por sotavento, en posición ventajosa para encarar la boya.

[foto de la noticia]

Ampliar foto

Ellison. | ACEA

Las tripulaciones exprimieron al máximo sus AC72 para ganar al sprintel primer tramo. Tanto apuró Spithill que, en la aproximación a boya, clavó la proa en el agua y sólo la pericia del timonel australiano evitó que el Oracle dejara ahí, a las primeras de cambio, casi todas sus opciones de victoria. Fue sólo un ejemplo más del torrente de talento que ha desbordado el patrón del Oracle Team USA a lo largo de la gran final, si bien para el recuerdo quedará su genialidad a la hora de tomar las salidas. Barker, un especialista en la materia, acabó empequeñecido, desquiciado, por la agresividad y eficacia de Spithill, quien a sus 34 años ya presume de haber levantado en dos ocasiones la Jarra de las Cien Guineas.

En la siguiente empopada (tramo a favor del viento), la Copa América parecía que soltaba amarras para poner rumbo a Nueva Zelanda. Los All Blacks de la vela lideraban la prueba y lograron marcar a un Oracle que, no obstante, ya había recuperado parte del terreno perdido gracias a su aceleración. En una vertiginosa persecución en el que los afilados cascos del AC72 estadounidense casi rozan la popa del adversario, Barker consiguió acabar el tramo con tres segundos de ventaja.

[foto de la noticia]

Ampliar foto

Llegó la ceñida donde la histórica remontada del Oracle iba a tener su merecida recompensa. El Team New Zealand había enseñado al resto de rivales cómo navegar con las hidroalas en los tramos contra el viento (algo que no estaba previsto que pudiera suceder), pero las modificaciones que el equipo de tierra del Defender realizó en el USA17 en plena competición pudieron este miércoles con la maestría kiwi: el barco de Spithill lograba superar los 30 nudos de velocidad bajo esas condiciones. Un minuto y medio más rápido en ese tramo que hace una semana. Una salvajada.

En la guerra de viradas, el equipo de Barker resistió los dos primeros cruces. En el tercero, el Oracle ya mandaba y a partir de ahí comenzó a despegar, llegando a disfrutar de más de 350 metros de ventaja. Veintiséis segundos logró de renta el defensor del trofeo en la ceñida. Ya no hubo cambios en un guión ya de por sí lleno de emoción, suspense y acción, digno de Hollywood. El ‘Defender’ ganaba finalmente por 44 segundos y defendía con éxito la Copa América.

Barker, desolado.

[foto de la noticia]

Ampliar foto

Los regatistas oceánicos, mientras, se hundían digiriendo el amargo sabor de una derrota que hace siete días parecía imposible que sucediera. Caras más frías de lo habitual a bordo con Dean Barker que no ocultaba las lágrimas; era el sentir del país que más vibra con el deporte de la vela. Llevan una década intentando recuperar el trofeo como si fuera una cuestión de estado. No en vano el gobierno neozelandés había desembolsado 30 millones de euros para armar parte de la campaña. Sólo el AC72 ronda los ocho millones de euros.

El Team New Zealand llegó a San Francisco con el cartel de favorito bien ganado, después de un impecable trabajo de tres años en tierra y en el agua. La Copa Louis Vuitton fue una plácida marcha triunfal para ellos, sin rivales a su altura. Todo iba viento en popa hasta que dejó moribundo al Oracle de Larry Ellison en la final.

Heridos en su orgullo, el Oracle Team USA resucitó debido a las modificaciones realizadas en el USA17 y en la tripulación (el inglés Ben Ainslie sustituyó al táctico local John Kostecki). Los cambios funcionaron y el equipo comenzó a creer en el milagro. El primero en hacerlo, Spithill. El cambio en el aspecto psicológico, la manera de convivir con la presión, fue también decisiva en ambas embarcaciones.

En total, el sindicato de San Francisco ha necesitado tumbar hasta 11 veces al Team New Zealand para retener el aguamanil debido a lasanción de dos puntos impuesta por el Jurado Internacional por modificar ilegalmente los catamaranes AC45 (empleados en las regatas previas de la 34ª edición) con el fin de probar ajustes en su AC72.Puede que su acción antideportiva les haya ayudado a vencer, pero también es cierto que cumplieron su condena.

La Copa América sigue en Estados Unidos tras una radical edición en la que incluso falleció un regatista, Andrew Simpson, durante un entrenamiento. Ellison, con la ayuda del director general del sindicato, el neozelandés Russell Coutts que este miércoles levantó su quinta Copa América, incumplió con sus promesas sobre el número de desafíos que se iban a presentar y los beneficios que la regata iba a dejar en San Francisco. Sí acertó al llevar este deporte a un nuevo estadio, al asombroso espectáculo de tecnología y navegación que han mostrado los dos mejores equipos de vela del mundo. “Esta regata ha cambiado para siempre la vela”, afirmó el fundador de Oracle tras la épica defensa del trofeo.

[foto de la noticia]

Ampliar foto

¿Cuál es el futuro de la competición? Ellison no dio muchas pistas en la posterior rueda de prensa.Reconoció que necesitan más desafíos inscritos (sólo hubo tres en San Francisco) y que los AC72 son demasiado caros para conseguir ese objetivo, si bien sí repitió en varias ocasiones que le ha apasionado esta Copa América de multicascos. A botepronto, se vislumbra la continuidad de los multicascos como tipo de barco aunque de dimensiones más terrenales.

El dueño de la quinta fortuna del mundo tampoco quiso desvelar qué equipo será el próximo Challenger of Record, el primer desafío que le rete y con el que pactará las normas del juego de la 35ª Copa América. Y, aunque alabó la ciudad que ha acogido esta edición que echa el telón, no se comprometió con San Francisco como sede. Lo más llamativo de la comparecencia de los pesos pesados del equipo campeón fue la ausencia de Russell Coutts, quien no dejó recibir elogios por parte de Ellison y Spithill. Demasiados quizás.

Esta ha sido la tercera vez en 162 años en que los equipos se jugaban la victoria en el último encuentro. Anteriormente, el Defender ganó en 1920 y el Challenger, en 1983. En las dos ocasiones el ganador se recuperó de un marcador poco favorable, pero nunca nadie hasta ahora había ganado ocho encuentros consecutivos. El Oracle Team USA ha protagonizado una hazaña histórica.

Ficha de la Regata 19 (9-8)

Recorrido. 10,07 millas (5 tramos)

Tiempo empleado. Oracle/TNZ: 23:24/24:08

Delta. OTUSA +0:44

Distancia navegada. Oracle/TNZ: 11,9/12,2 millas

Velocidad media. Oracle/TNZ: 30,55/30,55 nudos

Vel. máxima. Oracle/TNZ: 44,33/45,72 nudos

Vel. del viento. 18,2/21,3 nudos

Núm. de viradas/trasluchadas. Oracle (9/7); TNZ (9/7)

Las 19 mangas de la 34ª Copa América

Regata 1 (7 septiembre): TNZ gana a Oracle por :36 (1-0)

R2 (7): TNZ gana a Oracle por :52 (2-0)

R3 (8): TNZ gana a Oracle por :28 (3-0)

R4 (8): Oracle gana a TNZ por :08* (3-0)

R5 (10): TNZ gana Oracle por 1:05 (4-0)

R6 (12): TNZ gana a Oracle por :46 (5-0)

R7 (12): TNZ gana a Oracle por 1:06 (6-0)

R8 (14): Oracle gana a TNZ por :52* (6-0)

R9 (15): Oracle gana a TNZ por :47 (6-1)

R10 (15): TNZ gana a Oracle por :16 (7-1)

R11 (18): TNZ gana a Oracle por :15 (8-1)

R12 (19): Oracle gana a TNZ por :31 (8-2)

R13 (20): Oracle gana a TNZ por 1:24 (8-3)

R14 (22): Oracle gana a TNZ por :23 (8-4)

R15 (22): Oracle gana a TNZ por :37 (8-5)

R16 (23): Oracle gana a TNZ por :33 (8-6)

R17 (24): Oracle gana a TNZ por :27 (8-7)

R18 (24): Oracle gana a TNZ por :54 (8-8)

R19 (25): Oracle gana a TNZ por :44 (8-9)

(* Las dos primeras victorias del Oracle no contaron hacia el marcador ya que eran parte de una penalización impuesta por el Jurado Internacional)

Publicado en http://vientoafavor.cl/archives/6013#.UVoAP9ynpx5

El 44 Trofeo Princesa Sofía Mapfre – ISAF Sailing World Cup Palma levanta el telón mañana en aguas de la bahía de Palma de Mallorca con la disputa de las primeras pruebas de clasificación, en que participarán 639 embarcaciones de diez clases olímpicas y la paralímpica 2.4mR, con un total de 908 regatistas en representación [...]

El 44 Trofeo Princesa Sofía Mapfre – ISAF Sailing World Cup Palma levanta el telón mañana en aguas de la bahía de Palma de Mallorca con la disputa de las primeras pruebas de clasificación, en que participarán 639 embarcaciones de diez clases olímpicas y la paralímpica 2.4mR, con un total de 908 regatistas en representación de 51 naciones.

El estreno de las dos nuevas clases olímpicas, el skiff 49er FX para parejas femeninas y el catamarán Nacra 17 para dúos mixtos, así como el cambio de categoría de muchos campeones olímpicos y medallistas intercontinentales, son el principal aliciente de la regata española, que es la primera cita europea dela ISAF SailingWorldCup, la Copa del Mundo de vela olímpica, con etapas también en Miami (Estados Unidos), Hyères (Francia), Qingdao (China) y Melbourne (Australia).

 

Hoy la bahía de Palma ha acogido la prueba de entrenamiento, en que los equipos han terminado de afinar su preparación para la gran cita, que en la mayoría de casos marca el inicio de la campaña olímpica para Río 2016. Los fuertes vientos, de entre 15 y 18 nudos, han marcado esta jornada preinaugural, antes de la celebración mañana de las primeras mangas clasificatorias.

Como banco de pruebas del formato de competición de los próximos Juegos Olímpicos, el 44 Trofeo Princesa Sofía Mapfre se divide en unas series clasificatorias y otras finales, con un descarte en cada ronda. El primer descarte se aplicará a partir de la segunda manga completada. Como novedad, las rondas clasificatorias no se acumulan de cara a las finales como hasta ahora, sino que se convierten en el primer parcial de las series finales.

Los 49er, 49er FX y Nacra 17 tienen en programa tres mangas por día, para completar nueve mangas clasificatorias y seis en las series finales (más la acumulada de las series precedentes). El resto de clases disputará dos pruebas por jornada, con un programa de seis mangas clasificatorias y otras seis finales (más la correspondiente a las rondas de clasificación).

Otra de las principales novedades del 44 Trofeo Princesa Sofía Mapfre, que se disputa en el Club Nàutic S’Arenal y el Club Marítimo San Antonio de la Playa, se refiere al ahora llamado Final Day (último dia). El sábado 6 de abril, cada clase celebrará dos Medal Races en lugar de una. Seguirán siendo reservadas a los diez primeros, de puntuación doble y no descartables.

Sin embargo, los 49er y 49er FX disputarán cuatro Stadium Races (y no Medal Races), de diez minutos de duración en lugar de veinte, exclusivas para los ocho primeros yno para eltop ten, y de puntuación simple y no doble; sí que serán no descartables las cuatro.

Los resultados del Final Day se añadirán al cómputo de las series finales (que ya incluye las series clasificatorias como una manga) para determinar la clasificación final y el podio.

España es el país que más veces ha ganado el título absoluto en el Trofeo Princesa Sofía Mapfre. De las 44 ediciones de esta competición, en la mitad de ellas un regatista español ha conseguido la victoria. Al margen de España, Argentina, con cuatro triunfos absolutos, y el Reino Unido, con tres ganadores, son los países que tienen un mejor palmarés.

Félix Gancedo y Carlos Llamas, que sumaron tres triunfos a mediados de los años ochenta, son los regatistas que más veces han ganado el Trofeo Princesa Sofía Mapfre. El medallista olímpico españolLuis Doreste tiene dos victorias, las mismas que suman los argentinos Santiago Lange y Guillermo Parada.

En esta edición del Princesa Sofía Mapfre optan al trofeo los ganadores de las categorías de la tripulación que consiga la media de puntos más baja que tendrá el honor de recibir la ensaladera de manos de la ahora Reina de España y levantarla en la solemne entrega de premios que cerrará el Trofeo Princesa Sofía Mapfre – ISAF Sailing World Cup Palma el próximo sábado, en el marco incomparable de Ses Voltes, a los pies de la catedral de Palma.

Entre los favoritos que podrían tener este honor, suenan nombres como el del australiano Mat Belcher (470 M), que llega a Mallorca imbatido desde noviembre de 2011, con hasta diez victorias seguidas en otras tantas competiciones, y que ahora se estrena con Will Ryan como nuevo tripulante.

El equipo danés de 49er liderado por Jonas Warrer, oro en Pekín 2008, también podría optar al trofeo absoluto; Warrer no estuvo en Londres 2012 al perder la selección por muy poco frente a los que luego se colgarían la medalla de bronce en la cita olímpica británica, Allan Norregaard y Peter Lang, tripulante que ahora navega junto a Jonas Warrer. El dúo de medallistas olímpicos comparten 49er por primera vez en competición en el Trofeo Princesa Sofía Mapfre.

Otra de las tripulaciones que puede encadenar muy buenos parciales en aguas mallorquinas es la pareja neozelandesa de 49er FX, compuesta por Alexandra Maloney y Molly Meech, que llevan ya dos años navegando en esta clase, antes de que fuera elegida para el programa olímpico de Río 2016. El resto de tripulaciones son prácticamente debutantes con este barco, por ejemplo la pareja gallego cántabra formada por Támara Echegoyen (oro en Londres 2012 en Match Race) y Berta Betanzos(campeona mundial de 470 F). El bimedallista olímpico vasco Iker Martínez y la campeona mundial canaria Tara Pacheco en Nacra 17, la mallorquina Marina Gallego y la murciana Fátima Reyes en 470 F, la asturiana oro en Londres Ángela Pumariega y la gallega Carmen Mateo en 470 F, la coruñesa también oro en los anteriores Juegos Sofía Toro y la también gallega Patricia Suárez en 470 F, y los grancanarios Onán Barreiros y Juan Curbelo por una parte y Jorge Martínez Doreste y Aarón Sarmiento por la otra, ambos equipos en 470 M, están todos de estreno.

Frente a ellos,la sevillana Blanca Manchón(RS:X F), el alicantino Iván Pastor (RS:X M) y la tinerfeña Alicia Cebrián(Laser Radial), que se impuso en el Trofeo Princesa Sofía Mapfre del año pasado, son algunos de los españoles que siguen luchando en la misma clase que el anterior ciclo olímpico.

Chile se presenta con 2 equipos:

Harán su debut en esta carrera olímpica con miras a Rio2016, Maria Jose Poncell en Laser Radial y Nadja Horwitz junto a Begoña Gumucio en 470 Femenino.

Ambas están acompañadas por sus respectivos entrenadores, Maria Jose con el Argentino Agustin Bellocchio, y Nadja junto al experimentado Griego Nikolas Drougkas.

 

Diego González y Benjamín Grez son los segundos chilenos en clasificar a unos Juegos Olímpicos en la ultracompetitiva clase 470. Antes, sólo lo había logrado una leyenda de la vela: el destacado navegante chileno Alberto González, el padre de Diego. Ésta es la historia de una sucesión.

Por Nicolás Alonso | nicolas.alonso@quepasa.cl. Publicado en revista Qué Pasa el 07/06/2012

La angustia recorre Barcelona. Es 14 de mayo, el segundo día del Mundial 470 -una de las categorías más difíciles de la navegación con vela- y el equipo chileno se está quedando afuera de los siete cupos que la cita reparte para los Juegos Olímpicos de Londres. Hasta ese momento, los resultados han sido desastrosos. Los nervios, el fuerte viento y la juventud del equipo han soplado en contra. Tanto, que han quedado en el puesto 42 de la clasificatoria.

El equipo sale a comer y tanto el entrenador, Cristián Noé, como uno de los dos tripulantes, Benjamín Grez (19), están desesperados. Saben que lo que tienen por delante es casi imposible: si en el tercer día no consiguen llegar dentro de los cinco primeros puestos en las dos regatas que quedan para clasificar, en julio no estarán en los Juegos Olímpicos (JJ.OO.). Y eso significa que los últimos dos años de sus vidas -dejar sus carreras, viajar por todo el mundo buscando puntos, no ver a sus familias- están a punto de transformarse en una gran pérdida de tiempo.

Diego González (25), el otro tripulante, el único que ha mantenido la calma durante todo el día, es entonces el que pone los paños fríos. Habla con una tranquilidad difícil de comprender. Les dice que los resultados van a llegar solos, que no necesitan presiones. Que tienen que salir a navegar sin buscar ningún puesto, y que haciendo lo que saben van a lograr el objetivo. “A él es al que menos se le nota el nerviosismo. Nunca se deprime ni cree en la mala suerte”, dice Benjamín Grez. “Es el más fuerte, porque vio a su viejo enfrentar momentos de presión toda su vida”.

Detrás de ese discurso -lo sabe su equipo- está la experiencia de muchas batallas. El privilegio de haber crecido en una escuela de navegación full time. Diego González es el hijo de Alberto “Tito” González y eso en el mundo de la vela nacional es mucho decir. Su padre es el mejor navegante chileno de la historia, seis veces campeón mundial en categoría Lightning y dos veces oro panamericano. Diego ha sido su tripulante los últimos siete años y ha ganado con él tres de esos títulos. Pero ahora navega solo. Esta vez es el único González arriba del barco.

También es consciente de otra cosa: la única deuda en la carrera de su padre es no haber hecho nunca un buen papel en los Juegos Olímpicos. Sólo compitió una vez, en 1984, en categoría 470, y no obtuvo un buen resultado. En 2008, sabiendo que era su última oportunidad, lo intentó nuevamente. Con Diego como segundo a bordo buscaron la clasificación a Beijing y la tuvieron en sus manos. Pero las ganas descontroladas del padre por salir primero en todas las regatas lo hicieron arriesgar demasiado y fueron descalificados en una de las últimas carreras, por una salida en falso. Diego tuvo que verlo masticar la decepción de que había pasado para siempre el último tren olímpico.

Por eso la mañana del 15 de mayo, en el Mundial de Barcelona, a punto de quedar afuera de su segundo intento olímpico, Diego sabe que no es momento para locuras.

Salen a navegar sin fijarse demasiado en los puntos ni en la clasificatoria. En la primera regata, la de la mañana, sacan un sorpresivo tercer lugar. En la segunda, navegando como tal vez nunca lo habían hecho antes, llegan quintos. Aún tienen que esperar los resultados oficiales, pero es casi imposible que queden afuera. Entrada la noche les anuncian que el sexto cupo para Londres, por segunda vez desde que existe la categoría, pertenece a Chile.

Al otro día, la página de la International Sailing Federation pone en portada un artículo sobre la hazaña chilena, y poco tiempo después Diego ya está en Chile, contándole a su padre cómo consiguió, en el último respiro, obtener los pasajes a Londres. Entonces no le dice -Diego es un hombre de pocas palabras, sobre todo si el tema se trata de comparaciones con su padre- que todo esto también tiene que ver con él, con lo que había pasado años atrás.

El lunes pasado, a punto de tomar un avión rumbo a Londres, donde acaba de comenzar su entrenamiento para la  cita planetaria, lo reconoce escuetamente. “Yo lo represento a él, porque todo lo que sé lo aprendí de él”, dice Diego. “Si yo voy, es como si fuera él. Es su cuenta pendiente”.

El chico de la proa

El deporte suele partir como un juego. En el caso de Tito fue a los ocho años, en el tranque de su padre, también navegante, en el campo en el que aún vive en Champa, en las afueras de Santiago. Por las tardes tomaban dos pequeños botes e iban a jugar con su hermano en el agua. Muchos años después, su hijo, Diego, se subiría a un bote similar para perseguirlo a él en las regatas de la laguna Aculeo, jugando a que él también estaba compitiendo. “No tengo recuerdos en que mi padre no esté navegando”, dice Diego. “En mi niñez, siempre está haciendo eso”.

Pero entonces aún no sabía quién era su padre en ese mundo. Recién a los 15 años empezó a tomar conciencia, cuando éste le dio un lugar a cargo de la proa en sus primeros campeonatos de Lightning -una categoría en donde los equipos están formados por tres navegantes, y en donde el año pasado padre e hijo lograron, junto a Cristián Herman, la hazaña de coronarse en el Campeonato Mundial y en los Panamericanos-. Fue un aprendizaje continuo, siempre ejecutando las órdenes de su padre, y sacando deducciones en silencio. En los siete años que navegaron juntos, la etapa de mayor éxito deportivo de Tito, éste nunca le dio lecciones de cómo ser un buen navegante. Estar ahí, poder observarlo, de eso se trataba la clase.

“Las personas tienen que aprender por sí mismas”, dice Tito González, quien comenzó a navegar de forma autodidacta, mirando también a su padre. “Yo creo en los profesores silenciosos. Aprender mirando es más lento, pero queda grabado a fuego”.

En esos siete años de aprendizaje, el objetivo de Tito era uno solo: curtir a su hijo para cuando su propio retiro fuera inevitable. Y en ese empeño comenzaron a llegar los campeonatos mundiales y los oros panamericanos, pero siempre estuvo la sombra de los Juegos Olímpicos. El motivo era práctico: una campaña para los JJ.OO. requiere dedicar varios años únicamente al deporte, entre la preparación y la competencia. Tiempo que él, padre de cuatro hijos y empresario agropecuario, no podía dedicar sólo a la vela. Así y todo, para Beijing 2008 decidió intentarlo junto a Diego en categoría 470 con una preparación de medio tiempo. La descalificación fue el revés definitivo a sus sueños olímpicos. Cristián Noé, entrenador actual de Diego y también de ambos en esa campaña, aún lamenta lo sucedido. “Tito es tremendamente pasional, es pura sangre, a diferencia de Diego, que es muy cauto”, explica. “Esa personalidad de ir siempre por el todo le jugó una mala pasada. Le sobraba nivel, pero no pudo con su yo interno”.

A pesar de la decepción, padre e hijo siguieron compitiendo juntos. En el camino, Diego fue dejando de ser un espectador silencioso, para transformarse en un navegante formado. La  gran prueba de su madurez llegaría en octubre del año pasado, en el último minuto de los Panamericanos de Guadalajara.

En esas aguas mexicanas, Tito González se dio cuenta de que su hijo ya no podía seguir en la proa de su barco. Era hora de que tuviera su propio timón.

Diego sabe que la única deuda en la carrera de su padre es no haber hecho nunca un buen papel en los Juegos Olímpicos. Pero evita las comparaciones. “Yo no compito contra Tito González”, asegura. “Compito contra mí mismo”.

La sucesión

La presión, esa vez, era demasiada. El equipo compuesto por Tito, Diego y Cristián Herman había ganado el título mundial en Buzios 2011, y en Chile se daba por descontado que eran una medalla de oro en los Panamericanos de Guadalajara. Ese favoritismo desmedido y el bajísimo viento de las regatas -en concordancia con sus personalidades, Tito se siente a gusto con vientos fuertes. Diego sabe manejar el poco viento- le habían quitado al padre toda lucidez, y, a diferencia de las demás competencias, no conseguía leer bien los vientos y el oleaje.

El equipo, a duras penas, había logrado mantener el segundo lugar en la clasificación, persiguiendo en vano al fuerte equipo norteamericano. En la última regata, cuando ya el oro se les escapaba de las manos, un error de sus rivales les permitió ponerse a la par. En ese momento, al revés de como sucedía siempre, fue Diego el que le gritó a su padre el movimiento de la victoria. “Notó una ráfaga de viento por la derecha que yo no pude ver, y cantó una jugada genial, que definió la competencia”, recuerda Tito. “En el momento en que yo estaba oscuro, él tuvo la luz adentro”.

Ese oro confirmó lo que hace un año Tito venía pensando. Que ese campeonato probablemente iba a ser el broche final de la exitosa carrera junto a su hijo. Cuando éste, poco tiempo después, partió a disputar la clasificación para los Juegos Olímpicos, el sentimiento comenzó a consolidarse. “Quisiera tenerlo más tiempo. Pero los años pasan y él ya tiene que volar solo. Es parte de la vida”, dice Tito, que aún no decide si participará en un último Panamericano junto a su hijo menor, Alberto, quien tomó el lugar de Diego en el equipo, o si la hora de su retiro ya ha llegado. También dice que daría su vida por tener la edad de sus hijos y poder comenzar todo de nuevo.

Diego, a pesar de todo, no está seguro de querer seguir el camino de su padre. Dice que navegará mientras tenga ganas, y que no quiere que le carguen esa mochila. Con la clasificación a los Juegos Olímpicos las comparaciones con su padre han ido aumentando y él trata de evitarlas. “Nunca he querido competir contra él. Siempre traté de no ponerlo como parámetro. Yo no compito contra Tito González, compito contra mí mismo”.

Cristián Noé, su entrenador, es una de las pocas personas que conversan de estos temas con Diego. Él piensa que va a continuar el camino del padre y se va a transformar en su sucesor en la vela nacional, pero cree que esa responsabilidad aún lo asusta. “Tito es una estrella mundial y Diego ha crecido a la sombra del padre, que es un iluminado. Recién ahora se está dando cuenta de que puede brillar a esa altura. Es el momento del cambio de mando”.

Su objetivo para los Juegos Olímpicos es quedar entre los 25 primeros, lo cual consolidaría a Diego y a Benjamín Grez dentro de la elite mundial de la vela. Ése sería el primer paso, lo que venga después dependerá de las ganas de Diego de tomar el lugar de su padre o retomar su vida como economista, carrera que estudió en la Universidad de Chile. Tito González está seguro de que Diego heredó su don, la lucidez para percibir los cambios en los vientos y las mareas, y está orgulloso por su participación en los Juegos Olímpicos. Pero no quiere darle mayor presión.

“Mi espíritu estará arriba de ese barco, pero otras personas no pueden saldar las cuentas de uno. Cada uno tiene sus propias cuentas”, asegura. “Pero he logrado sembrar en él lo que mi padre sembró en mí. Al final, el juego de la vida está en eso, ¿no? En dejar un legado”.

El bote de Benjamín Grez y Diego González consiguió el cupo 26 de la delegación nacional en el Preolímpico de Barcelona.



Martes, 15 de mayo de 2012

 

 

El Bote clase 470 de Benjamín Grez y Diego González clasificó a los Juegos Olímpicos de Londres tras cerrar 29º en la general y sexto entre los países que postulaban a los siete cupos olímpicos que entrega el Mundial Preolímpico en Barcelona.

La fase de clasificaciones terminó hoy y los chilenos el ingresaron a la Flota de Oro, pero volviéndose inalcanzable ya para los barcos postulantes que entraron en la Flota de Plata.

Hoy la joven dupla criolla estuvo a nivel de campeonato, anotando un tercer y un quinto lugares en las dos regatas del día, lo que les permitió en definitiva concretar esta segunda clasificación de un velero chileno clase 470 a unos Juegos Olímpicos, luego de que Alberto González y Juan Pablo Barahona compitieran en Los Ángeles 84.

 

(Agencias)

Estimados les envio el link del repor del torneo princesa Sofia , donde tenemos 2 candidatos a Londres entrenando con los mejores del mundo

Atte
Alejandro Raab
En nuestra biblioteca www.vaftv.cl/videos
Encontraran los de 470 y 49er

You can watch it here:
http://vimeo.com/39905609

1 Resumen Trofeo Princesa Sofía 1 Resumen Trofeo Princesa Sofía
http://vimeo.com/39905609

Involves Viento a Favor.

        AVISO e INSTRUCCIONES  DE REGATA

 CAMPEONATO MULTICLASE 

CLUB DE YATES HIGUERILLAS

 

EL CLUB DE YATES HIGUERILLAS TIENE EL AGRADO DE INVITAR A USTED A PARTICIPAR DE SU CAMPEONATO MULTICLASE DE VELA, SEGUNDA FECHA, CORRESPONDIENTE ALA TEMPORADA2011-2012.

 

ESTE CAMPEONATO ANUAL ESTA DIVIDIDO EN TRES SUB CAMPEONATOS CORRESPONDIENTES A   APERTURA, VERANO Y CLAUSURA, DE ESTA FORMA PODRA CONCENTRAR Y AJUSTAR SU PARTICIPACION EN UNA O MAS FECHAS DE ACUERDO A SU DISPONIBILIDAD.

EL OBJETIVO ES SUMAR EL MAXIMO DE EMBARCACIONES PARA QUE ESTAS FECHAS SE CONVIERTAN  EN UNA GRAN FIESTA DE CAMADERIA Y AMISTAD EN TORNO A ESTE GRAN DEPORTE, COMENZANDO CON LOS NIÑOS EN SUS OPTIMIST HASTA LOS OCEANICOS.

PARTICIPE, DISFRUTE DE AMENAS Y FAMILIARES JORNADAS CON UN GRAN TERCER TIEMPO DONDE PODRA COMPARTIR CON LOS PARTICIPANTES JUNTO A LOS COMENTARIOS TÉCNICOS, TÁCTICOS Y REGLAMENTARIOS DELA REGATA.

 

ORGANIZA CLUB DE YATES DE HIGUERILLAS

2  FECHA  TEMPORADA APERTURA       SÁBADO 5 de Noviembre

JUEZ DE REGATA

General         Cristián Herman

Vela Menor  Roberto Cortés

COMITÉ DE PROTESTAS        Presidente    Cristián Herman

DESCARGAR AVISO DE REGATA CAMPEONATO MULTICLASE CYH 05 11 11

Gran actuación del Yate VTR

En el marco de su preparación para los próximos juegos de Giadalajara, los representantes nacionales debieron asistir al evento llamado semana de Buenos Aires, disputado en Argentina,el torneo náutico multiclases más importante de la región.

Los deportistas de 18 y 24 años totalizaron 15 puntos negativos (1 descarte) en siete regatas, ubicándose cinco veces en el podio. Quedaron a sólo 5 unidades de los ganadores, los trasandinos Roberto Bisi y Santiago Masseroni, y en igualdad de puntaje, pero con mejores parciales que los locales Francisco Sucari y Marcos Lamas, que clasificaron terceros.

De esta forma, la dupla formada por el sobrino nieto de Marlene Ahrens y el hijo de Alberto ‘Tito’ González –el máximo velerista nacional de todos los tiempos–, confirma su claro progreso y proyección con miras a su ansiada clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la cual esperan conseguir precisamente en el Campeonato Mundial de la especialidad, del 3 al 18 de Diciembre, en Perth, Australia.

Benjamín Grez Ahrens y Diego González Parró formaron dupla en octubre del año pasado y pese a su juventud, ambos cuentan con brillantes trayectorias náuticas. Grez es considerado como la figura más promisoria del velerismo chileno y ha sido el único nacional en convertirse en vicecampeón mundial de Optmist. En tanto, Diego ha conseguido, junto a su padre, dos campeonatos mundiales y dos medallas panamericanas en la clase Lightning. De hecho, ahora parte rumbo a Guadalajara, en busca de otra presea continental.

Estimados,

Hemos programado para el próximo sábado 19 una nueva fecha del campeonato de 470, la que se realizará en Higuerillas.

La largada está planificada para las 13:30 hrs.

Serán 3 regatas.

La inscripción es de $10.000 por bote y finalizaremos la jornada con un almuerzo de camaradería.

Por favor confirmar participación a la brevedad.

gracias,

Mauricio Zulueta

El 08/01/2011 finalizó el Mundial de 420 con una entrega de premios que tuvo lugar en la sede de Dársena Norte del Yacht Club Argentino. Los primeros puestos fueron para Argentina y Gran Bretaña.

Los ganadores del OPEN fueron los argentinos Pablo Völker y Agustín Cunill Martínez. En segundo lugar quedaron los italianos Edoardo Mancinelli Scotti y Leonardo Cucchiara, y en el tercer puesto Benjamín Grez y Diego Fernández, de Chile. Entre las mujeres, las británicas Annabel Vose y Megan Brickwood quedaron primeras, seguidas por las alemanas Nadine Böhm y Monika Lidner y las francesas Maeleen Lemaitre y Aloise Retornaz, que se quedaron con el tercer puesto.

La clase internacional 420 también premió a los mejores navegantes menores de 16 años (trofeos “William Sanchez”, para las chilenas Sofía Grez y María José Poncell en LADIES y para los griegos Alexandros Kavas y George Kavas en OPEN), a los mejores navegantes menores de 18 años (trofeos “John Merricks”, para Jordi Xammar y Joan Herp en OPEN y para Annabel Vose y Megan Brickwood entre las mujeres) y a los navegantes más jóvenes (trofeo “Huck Scott Memorial”, también para los griegos). Además, se entregó el “Francis Mouvet Trophy” al país que tuvo los mejores tres puestos en el campeonato: Gran Bretaña.

Durante los nueve días que duró el campeonato, la intensidad del viento provocó varias rifaduras y roturas de aparejos. En general el viento sopló del sector sudeste, con una intensidad de entre 15 y 20 nudos, y rachas aún mayores. A la tarde fue en aumento hasta llegar a 20 – 25 nudos.

Ayer las condiciones meteorológicas cambiaron y la Comisión de regatas decidió demorar la largada, debido a que había muy poco viento (3 – 4 nudos). Finalmente, a las tres de la tarde y con 9 nudos se largo la última regata del Mundial.

El campeonato comenzó el 27 de diciembre con las acreditaciones de los competidores. Ese lunes también se hicieron las primeras mediciones, que continuaron hasta el miércoles, día en que se realizó una regata de práctica. El jueves 30 comenzó la competencia, y los participantes corrieron desde entonces un total de once regatas.

Contamos con la presencia de 97 barcos, 56 inscriptos en el Mundial OPEN y 41 en el Mundial LADIES, provenientes de 18 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, España, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Grecia, Islas Vírgenes, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Suiza, Tailandia, Uruguay y Estados Unidos.

El Chairman del campeonato fue Gonzalo Heredia. Nino Schmueli, Presidente de la Clase Internacional 420 y Vicepresidente de la Clase Olímpica Internacional 470, fue el Class Technical Delegate. También nos acompañaron Ricardo Navarro, de Brasil, como Class Course Representative y su compatriota, Nelson Horn Ilha, quien presidió la Comisión de Juries Internacionales. Junto a él estuvieron el portugués Pedro Rodrigues y los argentinos Juan A. Mac Call, Gonzalo Heredia, Andrés Anca y Flavio Naveira. Las mediciones estuvieron a cargo del Class Chief Measurer, Alexander Finsterbush, y las regatas fueron largadas por el Race Officer del campeonato, Teodoro Kundig.

Anoche se realizó la entrega de premios en la carpa que fue instalada especialmente para este evento. Los ganadores recibieron sus copas y medallas con emoción, y pudieron disfrutar después de una fiesta junto al resto de los competidores.

« Older entries