Las carreras de botes atraen la atención de todo tipo de gente

Uno de los deportes que tiene una de las bases de aficionados más apasionados del mundo son las carreras de botes o lanchas. A pesar de no ser tan conocido como otros muy populares como el baloncesto, el tenis o hasta la Formula 1.

El aficionado de este deporte seguirá con mucha atención todo lo que ocurre en el mundo de las carreras de botes; en especial cuando se trata del motor de estos vehículos acuáticos tan interesantes.

Quizás te sorprenda que esta clase de deporte tenga tantos aficionados, sin embargo, seguro que esto cambiará cuando comiences a considerar los puntos que te mostraremos en las siguientes líneas.

MotonáuticaMotonáutica

El atractivo de las carreras de botes

El principal atractivo de las carreras de botes es que estas abarcan una gran cantidad de categorías; por ejemplo, recuerda que existen los de motor, los de vela, entre muchos otros más en el mundo.

Si hablamos del baloncesto, por poner un ejemplo, entonces las reglas no cambian nunca: siguen siendo atletas intentando insertar un balón en un aro. En las carreras de botes es completamente diferente.

Podríamos hablar de diferentes tipos, así que permítenos que te demos el ejemplo de la motonáutica. Es decir, las carreras de lanchas con motor (que llegaron a estar presentes en los Juegos Olímpicos de 1908).

Solo en esta clase de carrera existen diferentes tipos de competiciones que se dividen en:

  • Velocidad en la costa.
  • Velocidad en alta mar.
  • De resistencia.
  • Rally motonáutico.
  • De drag boat.

Si comparas esto con otros deportes, no es de extrañar que exista tanta fascinación por las carreras de botes.

A esto le tienes que agregar el interés que despierta en si mismo los botes o lanchas. Ocurre lo mismo que con las carreras de autos; el motor de cada vehículo es un tema muy extenso de conversación.

La mayor desventaja de las carreras de botes

Así como te podemos explicar por qué la pasión por este deporte es tan grande, lo mismo podemos hacer para ayudarte a comprender el porqué no tienen una base tan grande de aficionados.

Es muy sencillo. La gran mayoría de las personas en el mundo es incapaz de participar en una carrera de estas, el porcentaje de individuos con botes es muy pequeño.

Quizás estés pensando que lo mismo podría ocurrir con la Formula 1, casi ninguna persona tiene acceso a un vehículo con esas características. Sin embargo, hay una gran diferencia: tener un carro es bastante normal hoy en día.

Por lo tanto, cuando se trata de la Formula 1 o competiciones similares, un aficionado puede entender más fácilmente lo que ocurre con el motor y demás partes del vehículo. No ocurre lo mismo con un bote.

Sin embargo, esto no quiere decir que el futuro de las carreras de botes sea oscuro: al contrario, como la mayoría de los deportes, las transmisiones en vivo por Internet hacen que más personas estén interesadas.

¿Ya visto tu primera carrera?

Menu